Si volviera a nacer sería como soy, bueno con unos kilos menos y me gustaría que el chocolate y las galletas no se reflejaran en mi báscula.

Si volviera a nacer no me ocuparía del pasado, y viviría el aquí y ahora más intensamente. No dejaría escapar ningún momento, porque todos son importantes.

Le daría otro sentido a la amistad y cuidaría y mimaría a todos aquellos buenos amigos que se quedaron en el camino por no hacer una llamada a tiempo, sin pedirles nada a cambio.

Si volviera a nacer me gustaría ser una experta en niños y disfrutar al máximo realizando todo tipo de actividades con ellos, y compartir y mantener su libertad de ser ellos mismos, sin condiciones.

Me gustaría disponer de tiempo para desarrollar mi creatividad sin límites y hacer solo aquello que me gusta, para que los días acabaran siempre con una sonrisa.

Me encantaría tener una larga melena, voluptuosa  y bonita que quedara perfecta secándola al viento. El color no lo cambiaría, me gusta ser morena y variar de color cuando me apetece, pero si tuviese que elegir uno, sería pelirroja.

Si volviera a nacer estudiaría otra vez publicidad, porque me aburre la monotonía, aunque le pondría más interés al diseño (lo estoy descubriendo ahora en todas sus facetas y me encanta).

Si volviera a nacer elegiría de nuevo a mi pareja porque es mi veleta y me ayuda cada día a mantener el norte (entre una larga lista de cosas bonitas y positivas que me aporta), y me gustaría disfrutar de mis dos preciosas peladillas, pues ellos son los que llenan de color mi vida y me enseñan el verdadero significado del amor (también me gustaría tener dos más, me encantan las familias numerosas).

Si volviera a nacer me ocuparía de ser feliz y hacer felices a los que me rodean todo el tiempo. Aunque para eso no hace falta volver a nacer, puedo empezar hoy mismo.

 

 

Anuncios