Raro no, rarisímo. Por primera vez en muchos años no he disfrutado de unas relajantes, fascinantes y extraordinarias vacaciones en julio-agosto. El trabajo así lo ha querido. Así que aquí estamos al pie del cañón y con mucha ilusión, también hay que decirlo.

Entre tanto trabajo y para animar a Pau, decidí hacerle un regalito. Ya sé que hace poco os hablé en un post de Mr Wonderful y de las cucadas de regalos originales que diseñaban para bebés. Pues ahora me colé por sus tazas, y como no, le regalé esta a mi chico.

Son tazas con mensajes de lo más optimistas, capaces de arrancar una sonrisa hasta el más serio. Las podéis encontrar aquí. Además, el packaging es genial, y nada aburrido,  te llegan en esta cajita y con una tarjeta de agradecimiento. Todo un detallazo de Mr Wonderful que estás encantada de recibir.

Feliz martes!

 

Anuncios